Inicio » Curiosidades » Bacardi copia havana club y lo vende como ron cubano

Bacardi copia havana club y lo vende como ron cubano

Para quienes en otras latitudes gustan de prepararse un Daiquirí, cada día se hará más complicado acceder a un ingrediente fundamental: el ron cubano Havana Club, por el tozudo empeño de usurpación en Estados Unidos de la prestigiosa marca criolla.

Pero ante este descaro mayúsculo, Cuba sigue defendiendo su derecho. Ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), Mónica Rodríguez, representante de la Misión cubana ante los Organismos Internacionales radicados en Ginebra, denunció la decisión de la Corte Suprema norteamericana de negar a la empresa Cubaexport la defensa de la propiedad de esa marca. La negativa despoja definitivamente a la firma del derecho de titularidad, ostentado legalmente en ese país por más de 30 años.

 

 

 

 

Mientras, con su habitual política de doble estándar, Estados Unidos está tratando de introducir en la OMC un debate sobre "la protección de las cadenas de suministro contra las mercancías falsificadas".

¿Será desvergüenza o desmemoria? Si fuera lo segundo, habrá que recordarles hasta el cansancio que en el 2002, el Órgano de Apelaciones de la OMC decidió que la Sección 211 de la Ley Ómnibus de Asignaciones de 1998 viola los Acuerdos de Propiedad Intelectual Vinculados con el Comercio (ADPIC), y las regulaciones del Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial.

Dicha sección impide a titulares cubanos contar con el reconocimiento y disfrute en territorio estadounidense de sus derechos sobre marcas o nombres comerciales.

Hasta ahora, Estados Unidos no ha hecho nada por revertir la situación. No hay excusa que justifique esa conducta ilegal. Se trata de un nuevo episodio, no por ello menos indigno, de la política de bloqueo económico, comercial y financiero mantenido contra nuestra nación por más de 50 años.

Cuba, a pesar de las graves violaciones de Estados Unidos a sus compromisos multilaterales, ha respetado siempre las obligaciones contraídas en virtud de los instrumentos jurídicos internacionales referidos a la propiedad intelectual.

No obstante, si el gobierno de Washington no actúa, será el único responsable del robo de la marca Havana Club a su legítimo titular, y de las consecuencias negativas que pudieran derivarse de este hecho para la protección recíproca de la propiedad industrial, advirtió Mónica Rodríguez.

Como consecuencia de la Sección 211, la compañía Bacardí, en abierto acto de piratería comercial, utiliza la marca Havana Club en territorio de los Estados Unidos y lo vende como ron "cubano".

Pero a pesar de esas trabas, Havana Club es un éxito. Constituye hoy la segunda marca de ron más vendida en el mundo, exceptuando el mercado estadounidense, y la tercera si incluimos a ese país.

Según afirmó el presidente de Cuba Ron, Juan González, en los últimos 18 años se han comercializado más de 36 millones de cajas de la bebida. Solo en el 2011, se vendieron cuatro millones.

Cuba no es la única afectada por las arbitrariedades del gobierno de Washington. Además de dañar a terceros, y violar sistemáticamente las leyes internacionales, Estados Unidos limita a sus propios ciudadanos. El Daiquirí, por ejemplo, era el trago preferido de Hemingway y es uno de los cócteles más famosos del mundo. Según los expertos, su calidad disminuye cuando se prepara sin ron cubano. El Bacardí no serviría. Así, los estadounidenses tienen prohibido no solo viajar a nuestro país, sino sentir el legítimo sabor a Cuba.

 

HISTORIA DE EL ROM HAVANA CLUB AQUI

 

Nuestro Grupo de Editores, es un equipo de personas que dedican su tiempo libre a compartir informacion.

http://paralocos.net